La Inteligencia de Negocios o el Business Intelligence (BI) está tomando cada vez más fuerza en el mundo, y no es para menos, el flujo de datos es mayor en la organizaciones.

Gracias a la tecnología, la captura de la información ahora proviene de distintas fuentes que van desde los típicos call centers, hasta cámaras y tarjetas bancarias.

No obstante, para algunas de las empresas el gran flujo de datos se ha convertido en un gran dolor de cabeza debido al gran volumen de información que es difícil de comprender e interpretar.

Es aquí donde cobra importancia la Inteligencia de Negocios para poder hacer un buen uso de los datos, que en otras palabras, permite que las empresas tengan un mejor conocimiento de ellas mismas y de su entorno.

La tecnología de Business Intelligence está cambiando la forma de hacer negocios y comunicarnos, ahora las compañías pueden tener una vista única de información, obtener reportes de datos dispersos y poder resolver preguntas tipo «¿qué pasaría si…?».

Es así como ahora existen tres tendencias de la Inteligencia de Negocios que pueden beneficiarlos:

1. Aumento de la inteligencia empresarial social

Las organizaciones se están orientando cada vez más hacia el cliente como centro de sus operaciones, y esto se debe en gran parte, al efecto continuo de los medios sociales sobre el comportamiento de los consumidores. Hoy, los clientes tienen muchas posibilidades de expresar sus experiencias de compra en las redes, compartir comentarios e informarse mejor antes de realizar una compra.

De hecho, las plataformas de los medios sociales han dado a las compañías una gran variedad de maneras de conectarse con los consumidores y recoger diferentes datos, información que es clave para generar compromiso. No obstante, no es suficiente con crear una página corporativa en Facebook o una cuenta en Twitter para captar clientes. Algunas empresas están usando tecnologías con analítica avanzada para aprender más acerca de sus clientes y obtener información clave.

Entonces, ¿qué es exactamente la inteligencia empresarial social? Esencialmente, combina las funciones tradicionales de un software de BI (informes de construcción, tableros, tarjetas de puntuación, etc.), para tener un control, seguimiento y análisis que permita obtener insights de los consumidores.

2. Aparición de analítica inteligente

El resultado final de todas las herramientas de software de BI es ayudar a los usuarios a tomar decisiones más informadas y mejor sustentadas. Es importante resaltar que hoy en día las tecnologías que se implementan al interior de las organizaciones deben ser rápidas y ágiles.

Gracias a la analítica inteligente las empresas pueden predecir las tendencias futuras, entender mejor a sus clientes, y/o ayudar a impulsar la toma de decisiones estratégicas. Además, son tecnologías avanzadas que pueden utilizar los datos antiguos para proporcionar nuevas pistas y nuevos puntos de vista.

Si bien, la capacidad de prever las tendencias analíticas sigue siendo una nueva frontera para muchas empresas, la tecnología ya está al alcance de todos; y eso significa una gran oportunidad para aquellos negocios que aún no implementan BI.

3. Crecimiento de la inteligencia de riesgos

El aumento de la inteligencia de riesgos es una de las principales preocupaciones para muchas organizaciones, y es que ninguna está exenta de sufrir estos ataques.

Su importancia está en la necesidad de pensar en un futuro más intuitivo, que permita hacer más fiable los negocios y menos vulnerable a los ataques. Estamos en una época donde los usuarios finales suelen utilizar hasta varios dispositivos desde lugares remotos para acceder a la información.

Con la implementación de una analítica de inteligencia de riesgos en el sistema de seguridad de las organizaciones, las empresas estarán mejor preparadas para analizar los ataques cuando estos sucedan, en lugar de quedar vulnerables a los puntos ciegos que les pueden generar grandes problemas.

¡Quiero saber más!