La información como un activo de las compañías

CRM, ERP, BPMS, ECM e IA son siglas de tecnologías que muy probablemente tiene tu empresa. Estamos en la era digital, la mayoría de nuestras acciones quedan registradas en una base de datos, ya sea porque hacemos nuestro trabajo en el ERP de la compañía, porque conducimos por una vía vigilada por cámaras capaces de analizar nuestros rasgos faciales o porque simplemente nuestro teléfono, auto, televisor, bocina inteligente, etc. tienen la capacidad de escucharnos y entender nuestro lenguaje natural.

Siempre hemos querido entender al ser humano y descubrir qué tipos de incentivos lo llevan a desarrollar una acción deseada.

¿La razón?

Si logramos descubrir esta fórmula, podremos realizar acciones puntuales que destaquen nuestro producto o servicio sobre los demás y así conseguir mayor porción del mercado.

La anterior, es una de las razones por las cuales hoy en día se considera que la información es uno de los mayores activos de las compañías. Sin embargo, el hecho de que tengas cientos de gigas o teras de datos, no quiere decir que tengas el mundo en tus manos, esto sería el equivalente a tener un terreno sobre una mina de oro, pero quizás ni has descubierto que la tienes.

La era digital se ha encargado de inundarnos de datos, de ti depende que estos se conviertan en información que se transforme en conocimiento y finalmente sea la sabiduría que lleve a tu negocio a destacarse sobre los demás.

Puede que empieces solo con ordenar tus datos y analizarlos en tablas dinámicas, o quizá ya estés preparado para implementar tus primeros tableros de control en una aplicación de BI. Incluso, puede que estés preparado para emprender un ambicioso proyecto de Big Data. No importa en qué nivel de madurez estés, lo que importa es que hagas conciencia de que tienes un lote de tierra sobre una mina de oro y es hora comenzar con las exploraciones.