«El éxito es una suma de fracasos? – Andrés Oppenheimer

La innovación y el emprendimiento son palabras que han venido cobrando fuerza al interior de las organizaciones, y no es para menos. Hoy estamos frente a un mundo en donde una empresa como Apple tiene un valor de $700.000 millones de dólares, una cifra superior al producto interno bruto de Venezuela o Argentina. Un mundo que presenciá la quiebra de Kodak por no ingresar a la fotografía digital; y el nacimiento de Instagram, una empresa de 13 empleados que entrá en la era de la fotografía digital y se vendió en $1.000 millones de dólares.

Estos son algunos de los casos que demuestran que la innovación es clave hoy en día para la supervivencia de las organizaciones. Sin embargo, muchas compañías confunden la palabra innovación y emprendimiento.

Según Joseph Nadan, emprender es una iniciativa de un individuo sobre una idea; sin embargo, este no cuenta con los recursos necesarios para ejecutarla. Por otro lado, innovar es utilizar el conocimiento para crear nuevos productos, servicios o procesos, que son nuevos para la empresa, o mejorar los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mercado.

Para ser exitoso en el emprendimiento Nadan hace alusión a tres aspectos fundamentales:

  • Tener buenas relaciones con las personas que están bajo tu responsabilidad y con los superiores.

  • Contar con gente que genere valor y cree nuevas ideas

  • Mejorar siempre el rendimiento y que este se vea reflejado en el cliente final

Actualmente estamos frente a un mundo en donde el trabajo mental va a costar cada vez más mientras que el trabajo manual cada vez menos.

Lea también: Smart cities: ciudades que eran impensables

Síntoma de emprendimiento prematuro

Actualmente muchas empresas están atravesando por el síntoma de emprendimiento prematuro, como lo denomina el Dr. Nadan. Este concepto consiste en que muchas organizaciones inician proyectos innovadores, pero ninguno de sus empleados ha estudiado o tiene un conocimiento básico sobre la innovación. ¿Cómo lograr el éxito en la innovación si no se ha estudiado al respecto?

Debido al desconocimiento que se tiene sobre la innovación muchas empresas no triunfan en sus proyectos, se sumergen en ideas que pueden ser muy buenas pero no cuentan con bases de conocimiento sálidas sobre cómo innovar.

Otro de los aspectos que llevan al fracaso a los emprendedores es comenzar a gastar el dinero más allá de los elementos esenciales en el crecimiento del negocio (Ej. la contratación de personal de ventas, desarrollo de marketing, perfeccionar el producto, etc), antes de centrarse en que el producto/servicio se ajuste bien en el mercado.

Pasos para empezar a innovar

1. Enfocar:

– Definir y centrarse en un objetivo concreto

2. Organizar:

– Seleccionar las personas o líderes de la iniciativa

– Asignar al grupo de personas un rol

3. Descubrir:

– Utilizar diferentes técnicas de generación de ideas

– Crear sesiones de creatividad en torno al propósito

4. Compartir:

– Abrir espacios para que se puedan compartir las ideas

– Selecciona, elimina y combina las mejores ideas

5. Seleccionar:

– Filtrar las ideas con base en los indicadores y seleccionar

– Felicita y recompensa a todo el equipo

– Inicia la implantación de las mejores ideas

Parte de la innovación también consiste en entender qué pasa por la mente de los consumidores, entender quién es el cliente, cuál es realmente su problema y que solución los volverá locos y pagarán deseosos por ello. Sin esto claro, es imposible que cualquier proyecto tenga éxito por más innovador que sea.

¡Quiero saber más!