El cambio, una necesidad en las organizaciones

En la actualidad, las organizaciones se encuentran sometidas a procesos de cambio y transformación debido a las exigencias y presiones de la globalización y la competitividad que caracteriza a la sociedad. En este contexto, es importante observar atentamente esos cambios, que si bien, han permitido en algunos casos responder a los desafíos del nuevo entorno, en otros se han registrado fracasos con efectos adversos para la cultura y el potencial competitivo de algunas de estas organizaciones. Es por ello que surge la necesidad de un enfoque organizacional para la valoración y evaluación de los cambios, a su vez, de tener muy claro el plan de intervención más adecuado en términos de tiempo, costo e impacto para la organización. Este plan debe ser integral y a gran escala para considerar todos los componentes y actores involucrados en la transformación, de manera que se pueda superar la crisis del enfoque estrictamente normativo y tendiente a cumplir con los requisitos de un proceso de certificación.

Pero, ¿cuáles realmente son las señales que permiten considerar cuándo un cambio es necesario y por ende exitoso? Partiendo del hecho de que en las organizaciones suelen considerar un cambio necesario cuando requieren hacer modificaciones en su estructura y disminuir su tamaño, de modo que el éxito del mismo está enfocado en lograrlo en un corto plazo y elevando sus indicadores económicos.

Efectivamente, los cambios se tornan necesarios y exitosos cuando se desarrolla una cultura corporativa, y se logra interiorizar y desarrollar en los líderes de la organización las competencias y habilidades basadas en referentes metodológicos que articulen todo el ecosistema de procesos de la organización.  En síntesis, las organizaciones necesitan un método integral y de principios para evaluar la capacidad de sus procesos de negocio y el entorno organizacional para determinar los riesgos de implementar con éxito un cambio.

Lea también: La Cultura Organizacional detrás de BPM

En nuestro lenguaje, cuando hablamos de referentes metodológicos hacemos referencia a los de mayor vigencia y especialización en el momento, entre ellos Business Process Maturity Model (BPMM)Describe una trayectoria de mejora evolutiva que guía a las organizaciones a medida que avanzan desde actividades y procesos inconsistentes e inmaduros a procesos disciplinados. Es un modelo inspirado en Business Process Management orientado a mejorar la productividad y capacidad de las variables operacionales de las empresas y organizaciones de la tecnología a partir de la incorporación de las mejores prácticas de los procesos y el uso efectivo de la tecnología como eje articulador del desarrollo y Arquitectura Empresarial con TOGAFEste referente permite a una organización realizar de manera sistemática el gobierno de sus procesos a partir de la articulación de todas las capas de un negocio y sus componentes a fin de lograr un real desempeño en las organizaciones, bajo esquemas cuantitativos y orientados a sistemas. Entiéndase como capas de la organización las referentes a: (1) Negocio, (2) Software (3) Datos y (3) Tecnologías de infraestructura y comunicaciones.

Esto nos pone al frente de transformaciones profundas en la organización con el objetivo de potencializar el desarrollo de nuevos conocimientos, habilidades y valores corporativos, que permitan un desarrollo continuo, sostenible y con tendencia al éxito.

¡Quiero saber más!

Related Posts

1 Comments

Leave A Reply