Necesitamos un nuevo sistema de información – fue la conclusión a la que llego la junta directiva luego de deliberar, las voces se opacaron y los semblantes se entristecieron, se notaba la preocupación?.

Esta situación suele suceder en muchos escenarios ante el temor que implican las palabras: implementación, software, desarrollo? La razón radica en las dificultades que normalmente se encuentran en los procesos de desarrollo y en especial en el cumplimiento de cronogramas y tiempos establecidos en los proyectos.

En las fases iniciales para el desarrollo ágil de un nuevo sistema de información (incluido desarrollo a la medida o el uso de BPMS), los ingenieros deben ponerse de acuerdo en lo que el cliente necesita e interpretarlo adecuadamente. De la misma forma, el cliente debe validar que efectivamente la interpretación dada a su necesidad corresponde fidedignamente con la realidad. En el esfuerzo de lograr este objetivo se han establecido todo tipo de estrategias contemplando desde la documentación minuciosa de cada detalle, hasta la relajada posición de conversatorios y actas de resumen. ¿Qué aproximación usar? ¿Cuál es más adecuada? Las respuestas a este interrogante subyacen en la dificultad que tiene hacer software y más aún cuando esta es una actividad tan poco predecible.

Lea también: Tips para la lectura de flujos BPMS

Como bien sabrá el lector, las diferentes metodologías van evolucionando y se van estableciendo en la industria como modas, algunas con un éxito relativamente mayor que otras. En este caso queremos dejar a la vista la posibilidad actual que ofrece el modelamiento vía wireframe y como aporta esta al desarrollo de proyectos de software.

Anteriormente, los equipos de trabajo utilizaban grandes cantidades de recursos construyendo prototipos no funcionales de los sistemas de información con el objetivo de que el cliente validara y además marcara un norte en el desarrollo. La construcción de este tipo de artefacto, si bien es mucho más rápido y eficiente que la construcción de una documentación densa, seguía presentando alta inercia y dificultad de realizar cambios debido a que se tenía que recurrir directamente a un programador, no obstante, lo anterior es importante reconocer que la estrategia del prototipado cumple con su objetivo de comunicación y disminuye la brecha entre desarrolladores y clientes. En un paso más de evolución, se encuentran los wireframe, que simplemente son las interfaces gráficas de usuarios incluyendo notas aclaratorias para los campos, validaciones y demás, y una interactividad básica y reducida, lo mejor de los wireframe es que lo puede hacer cualquier persona, hasta el mismo cliente que no tiene conocimientos avanzados de desarrollo de software.

La facilidad de hacer wireframe implica que los mismos pueden incluso ser construidos a mano alzada, o usando alguna herramienta que permita adicionar la interactividad de algunos elementos básicos, como la navegación o la apertura de un pop up. La magia estriba en la sencillez, además de los beneficios en la comunicación, en los tiempos de desarrollo y adecuación de cambios.

Las extensas páginas de documentación, especificación de requisitos e interacciones entre sistemas y humanos van quedando en el pasado; logrando con técnicas como esta una mejor, más rápida y eficiente consecución de los logros del levantamiento temprano de requerimientos.

En su proyecto BPMS o desarrollo a la medida, involucre la técnica que incluya wireframe y las caras de los directivos en la junta, seguramente se transformarán en una visión más amplia y ambiciosa de los objetivos acompañado de un ambiente de positivismo y entusiasmo.

¡Quiero ver un demo!