¿Qué es el BPM? BPM son las siglas de Business Process Management, o Gestión por Procesos de Negocio en español. Este se refiere al conjunto de mecanismos, herramientas, tecnologías y formas en las que se realiza la gestión de los procesos de una empresa. El BPM se sustenta en una gestión por procesos empresariales integrados con un sistema tecnológico para combinar las metodologías de proceso con las de gobierno.  

El BPM es un modelo que tiene su foco centrado en los procesos y cuya labor es entender, analizar, diseñar, presentar, probar, evaluar y gobernar estos procesos con el fin de optimizar la generalidad de la empresa. Para esto, combina los esfuerzos de las tecnologías de software con los modelos de negocio para hacer procesos más efectivos y funcionales.  

Definiendo qué es el BPM

Entendiendo los procesos y su funcionamiento, es entender el foco del BPM y, en general, el funcionamiento y éxito de esta metodología. Un proceso se define como una serie de actividades y comportamientos que realizan los sistemas o personas de forma ordenada y esquemática. Ya sea con la articulación de personas, softwares o recursos tecnológicos, los procesos se definen como la organización de estos para la consecución de metas.  

También te puede interesar: Checklist: Las 6 claves de BPM para mantener felices a tus clientes 

En este sentido, uno de los factores diferenciales del BPM es la adopción de un enfoque integrador de aquellos elementos propios de la gestión de procesos con soluciones tecnológicos. A esto se le hace referencia con las siglas Bhttps://www.process-on-line.com/PMS, cuya “s” final significa “software”. En este, se integran personas, dispositivos y herramientas de gestión de procesos que permiten optimizar el trabajo y operación de la empresa en general a través de: el flujo amplio de información, generación de sistemas de gestión documental, organización de data, modelación de procesos, reconocimiento de reglas y simulación y testeo de procesos.  

¿Por qué sirve el BPM? 

No es necesario recopilar los múltiples estudios y trabajos sobre los negocios, los procesos y la gestión de la empresa. Por el contrario, hoy está dado el conocimiento alrededor de la importancia de la inclusión de sistemas tecnológicos. Y por eso, el BPM hoy es vital. ¿La razón por la que es tan efectivo? Es simple, este modelo de gestión 1. Se adelantó en su tiempo y ha desarrollado modelos BPMS óptimos para crear estrategias de gestión estructuradas e integrales. 2. Tiene soluciones tecnológicas que pueden adaptarse a las diferentes industrias. 3. Puede integrar otros modelos como el CPI.

5 beneficios claros del BPM 

A hoy, el BPM ya no es un modelo de gestión innovador. Por el contrario, lo que antes fue un punto diferenciador entre la competencia y quien implantaba el BPM, hoy es una obligación. Aquella empresa que no tenga un modelo basado en BPM no puede ascender en la escena de la transformación digital y, mucho menos, modernizar su negocio a los hábitos de consumo cambiantes.  

  1. Mejorar la automatización de los sistemas para impulsar la productividad, coherencia, reducción de errores y experiencia de cliente.  
  1. Flexibilizar los procesos con la combinación de sistemas de información ágiles y tecnologías que permitan cambiar los procesos de forma rápida y con pocas trabas.  
  1. Permite la colaboración entre el equipo de TI y el equipo de gobierno del negocio de forma directa.  
  1. Impulsa la optimización de los procesos y reduce los gastos y recursos invertidos en la operación del negocio.  
  1. Le da visibilidad a la estrategia de gestión de procesos y la hace abierta para que cada parte de la empresa pueda ser transparente en la mejora de los subprocesos propios de la operación.