¿Quién dijo que una mejora de procesos era el arma infalible para hacer eficiente y rentable un negocio? Puede que en parte sea cierto, pero hay factores que están inmersos dentro de esa gestión y que son significativos para que el negocio adquiera sostenibilidad en su sistema de implementación de procesos.

Según la revista Forbes, fallan el 70% de las iniciativas de transformación de procesos, ya que la visión estratégica de gestión no está involucrada con los cambios. De acuerdo a eso he identificado tres aspectos claves por los cuales fracasa una implementación:

1. Relevamiento deficiente:

Relevar un proceso no se limita a conocer su estado actual y contemplar todos los factores de una licitación de requerimientos, implica conocer la estrategia organizacional y cómo está enfocada al negocio a fin de que el sistema de gestión sea dinámico conforme ocurran variantes en el negocio.

2. El proceso está lejos de la necesidad de negocio:

Esto puede incidir directamente en el alcance de la implementación. Crear una estrategia de recolección de información que está estrechamente implicada en los objetivos de negocio, es una buena estrategia para que los procesos no están fuera del enfoque de permanecer centrados en el cliente. Con habilidades y herramientas adecuadas puede identificar las áreas de la organización que necesitan atención, rediseñar los procesos para mejorarlos, y poner en práctica un programa de cambio para que logre beneficios reales.

3. Insuficiencia en gestión del cambio:

Aunque la mayoría de los gerentes reconocen la necesidad de mejorar sus procesos, a menudo se sienten preocupados por las consecuencias de la implementación del cambio y personalmente vulnerables mientras sucede debido a una carente gestión del mismo.

Leer también: Innovar para competir: Mejora de procesos

Los procesos son ejecutados por personas y estas requieren nuevas competencias para manejar, administrar y dominar las necesidades de la organización mediante diversos sistemas; hacer que las personas se involucren y comprometan con los nuevos desafíos, requiere el desarrollo de planes y habilidades organizacionales que motiven a las personas a tomar responsabilidad con los nuevos retos.

¡Quiero una asesoría!