Los desarrolladores se convertirán en los nuevos héroes de las compañías. Pero para adquirir ese estatus hace falta de grandes poderes.

¿Qué es un héroe? Un héroe es aquel que toma el camino correcto y las decisiones necesarias para salvar las situaciones desesperadas.

Los desarrolladores de software pueden llegar a ser esos superhéroes que muchas empresas necesitan. Ellos tienen el poder de crear soluciones en materias cruciales para la compañía. Los directores generales pueden decidir sobre la estrategia y alertar sobre los cambios que se harán, pero son los desarrolladores los que tienen los conocimientos necesarios para crear aplicaciones que realmente hacen la diferencia.

La necesidad e importancia que están tomando los desarrolladores de software en las empresas, se debe a las diferentes presiones que viven los departamentos organizacionales, que les obliga a actuar con rapidez para aprovechar las oportunidades del mercado.

¿Quiénes son los más expuestos para atender estos cambios y demandas cada vez más urgentes? El equipo de TI. Son los desarrolladores a quienes se les pide reinventar y construir aplicaciones personalizadas y efectivas para cambiar cuando el negocio crece o cambia de estrategia inicial. Los «Héroes Desarrolladores» son los que pueden venir al rescate de todo el mundo. Ellos pueden anticiparse a los cambios, identificar áreas de mejora y crear las mejores aplicaciones de negocio posibles.

Los desarrolladores en muchos casos crean soluciones muy satisfactorias para la compañía que pueden llegar a tomar meses o años, sin embargo, muchos de esos desarrollos son utilizados para fines específicos y culminada la misión quedan en el olvido. ¿Qué pasa si la empresa debe adaptarse rápido cambio?

Aquí es donde los héroes desarrolladores entran, ellos siempre están en busca de soluciones creativas para minimizar el tiempo de creación y estabilización de la aplicación.

Lea también: ¿Por qué organizaciones de todo el mundo están adoptando prácticas y tecnologías BPM?

Contar con la tecnología adecuada

Para tener de esos superhéroes, las compañías deben capacitar a las personas y contar con el apoyo de una tecnología que se adapte para asumir ese rol.

La disciplina BPM (Business Process Management) es aquella que muchas organizaciones a nivel internacional han acogido para adaptarse mejor a los cambios del mercado y enfocar su estrategia en satisfacer a sus clientes.

Un superhéroe equipado con un BPMS obtendrá súperpoderes y aportará lo siguiente:

  • Capacidad: los conocimientos en programación y sus habilidades le permitirán utilizar de la mejor forma una herramienta de optimización de procesos de negocio (BPM) para integrar los datos, los sistemas y las personas a través de los procesos de negocio con la estrategia de la organización.

  • Accesibilidad: involucrarse desde el principio en el desarrollo de la aplicación, le da la capacidad de ayudar a los otros involucrados en el proceso a entender los flujos de trabajo y su evolución.

  • Adaptabilidad: proporcionarán soluciones que se orientarán a las necesidades específicas de cada organización.

  • Flexibilidad: podrán actualizar rápidamente los procesos para satisfacer las necesidades cambiantes del entorno empresarial o sistema.

El equipo de TI se encuentra ahora en una posición clave en las empresas. En este departamento, el desarrollador tiene el poder de crear soluciones que resuelven problemas reales. Si se les da las herramientas adecuadas, cualquier desarrollador puede convertir una situación difícil en una oportunidad, y elevar a la empresa a un nuevo nivel de productividad.

¡Dale superpoderes a tu equipo TI!